Lleva tu escritorio de trabajo donde quieras que vayas con QVD

A través de los nuevos sistemas de virtualización, las empresas pueden crear una infraestructura de TI más flexible, ahorrando en el coste de software, servidores y almacenamiento. Además, se garantiza la continuidad de los procesos de negocio y se incentiva el crecimiento empresarial.

El escritorio virtualizado es almacenado remotamente por un servidor central en lugar del disco duro del ordenador personal. Esto significa que cuando los usuarios trabajan en su escritorio desde su portátil o PC, todos sus programas, aplicaciones, procesos y datos se almacenan y ejecutan centralizadamente, accediendo a dichos escritorios desde cualquier dispositivo capaz de conectarse remotamente.

Gracias a la virtualización los costes operativos en la empresa se reducen y mejora la seguridad, sin que la experiencia de usuario se vea perjudicada.

Eligiendo QVD como solución de escritorio virtual, al estar construida sobre Linux, la empresa se beneficia de todas las ventajas open source con la gran ventaja añadida, frente las opciones de software privativo, de reducir significativamente los costes de licencias y soporte.

QVD está disponible desde cualquier sitio, en cualquier plataforma, permite acceder a su entorno de trabajo, desde cualquier lugar en prácticamente casi cualquier dispositivo (BYOD, Bring Your Own Device), incluso con muy poco ancho de banda.

Una solución de VDI tremendamente flexible y que se adapta a las necesidades de cualquier organización.