Las ventajas de Linux ante el fin de Windows XP

El fin de Windows XP ha llegado. Y aunque era un final anunciado, muchas empresas se encuentran ahora en la situación de incertidumbre y de duda ante el futuro de su infraestructura TI. El sistema seguirá funcionando, pero lo cierto e importante es que los usuarios de XP dejarán de recibir las actualizaciones periódicas, haciendo que se produzcan incompatibilidades con otras tecnologías, como impresoras, cámaras,…, fallos de funcionamiento en el software y problemas de seguridad ante ataques informáticos.

Una situación que afecta a una gran número de usuarios, hablamos de que un 20% de los equipos informáticos del país son XP. Aparentemente para una empresa lo más sencillo sería migrar a otra versión más actualizada del sistema operativo, sea Windows 7 o el más reciente 8.1. Sin embargo, muchos de los equipos en uso son demasiados anticuados para responder correctamente en un sistema operativo posterior, de modo que en los casos en los que se ha optado por esta opción, por un lado, el esfuerzo y tiempo dedicado por parte del equipo TI de la empresa en la migración no sería realmente productivo y, por otro, la empresa se tendría que plantear una inversión en la renovación de los equipos.

Mucho se ha publicado en los últimos días acerca de esta situación, planteando las posibles alternativas para solventarla con éxito. Aunque no siempre es mencionado como alternativa factible, Linux aparece como la solución idónea, ¿por qué?

  • Permite mantener los equipos informáticos: la migración a Windows 8.1 implicaría en muchos casos una completa renovación de la infraestructura tecnológica para poder responder a los requerimientos del nuevo sistema, mientras que Linux es capaz de responder correctamente posibilitando mantener el hardware en la empresa y evitando así costes obligados de inversión en nuevos dispositivos.
  • Es muy robusto, estable y rápido: se convierte en la alternativa perfecta para soluciones de servidores y aplicaciones distribuidas.
  • Es libre, lo que significa que su código es modificable y que tiene una gran cantidad de aplicaciones libres en Internet. Lo arropa una gran comunidad de desarrolladores y pone a disposición de todos los usuarios una extensa documentación.