La Movilidad, factor clave de la Sociedad de la Información

En estos días es noticia la publicación de la 14ª edición del Informe de la Sociedad de la Información de la Fundación Teléfonica, que recoge los últimos datos en el uso de las tecnologías en la sociedad española. Entre las principales conclusiones, cabe destacar que 2013 se ha revelado como el año del despliegue de redes de nueva generación, tanto fijas (fibra óptica), como móviles (redes LTE), abriendo el camino para una nueva etapa en la que la calidad, el ancho de banda y la movilidad de los servicios, son los ejes centrales.

Movilidad

Según queda patente en el Informe la conexión a la red se hace cada día más fuera de la vivienda habitual o el centro de trabajo. Así lo manifiestan el 69,9% de los usuarios de internet. El dispositivo más utilizado para acceder a Internet en movilidad es el teléfono, con el 63,2%, al que siguen los ordenadores portátiles (incluidos netbooks y tablets), con el 31,6 y el resto (PDAs, videoconsolas, etc.) con el 6,3%. El crecimiento del número de smartphones no tiene precedente y ya existen en el mundo casi tantos teléfonos móviles -6.800 millones- como personas -7.100 millones-.

Entre los resultados del estudio destaca la ‘movilización’ del comportamiento. El cambio en el panorama de los dispositivos para conectarse a Internet, en el que se pasa de un entorno en el que el ordenador era el único protagonista, a otro compartido con nuevos dispositivos como el móvil o el tablet, ha introducido una gran competencia entre terminales. No es que el smartphone se haya convertido en la competencia con el ordenador como dispositivo (al menos por ahora), sino que ha encontrado su propio lugar, los usuarios van asociando uno y otro dispositivo con los usos y el contexto. Se trata de un uso más distribuido.

 Cloud

También cabe destacar entre las tendencias de uso lo que los autores del Informe engloban bajo el concepto de pervasive computing al referirse a la aparición del “cloud”, que actúa como el elemento aglutinador de todo un sistema distribuido entre diferentes dispositivos, con dos propósitos principales: sirve como nexo de unión entre todos los elementos y se encarga de realizar el procesamiento más pesado de forma eficiente gracias a la utilización de economías de escala con grandes equipos de procesamiento. Lo cierto es que esta evolución se está haciendo también patente en el entorno empresarial, así en el 58% de las grandes empresas de Estados Unidos el cloud computing es una realidad, principalmente debido al uso de aplicaciones SaaS.

Vídeo resumen de las principales conclusiones del estudio:

 

Los resultados del Informe reflejan una clara evolución en la sociedad con nuevos hábitos y demandas a nivel de usuario final, y esto se está reproduciendo también en el entorno de trabajo, influyendo en el comportamiento de los trabajadores, que cada vez más demandan mayor accesibilidad a su puesto de trabajo, a sus carpetas, archivos y aplicaciones, desde dispositivos diferentes al tradicional PC, lo que se conoce como BYOD (Bring Your Own Device). Se trata en definitiva de un nuevo escenario de uso y comportamiento en relación con las tecnologías de la información que, a nivel empresarial, se traduce en la necesidad de estudiar nuevas infraestructuras de TI en las compañías, que brinden mayor accesibilidad, basadas en el cloud y servicios de virtualización.