Software Libre, una buena opción para la empresa

Recientemente se ha publicado la noticia que en el Open Source Observatory el centro de seguridad informática del gobierno holandés, dependiente del Ministerio de Seguridad y Justicia, se sostiene que “Linux es adecuado para usuarios personales y de negocios” y señalan a Ubuntu y Red Hat como una alternativa viable a aquellos que todavía están estancados en Windows XP.

A medida que la cultura hacia el software libre se va extendiendo, se convierte en una realidad que las Administraciones y empresas prefieren alejarse de aquellas soluciones basadas únicamente en software privativo. Los importantes avances que se están experimentando en el ámbito open source para ofrecer soluciones que cubren perfectamente las necesidades en las diferentes áreas de las corporaciones, utilizando programas basados en software de desarrollo de código abierto, permiten ofrecer mayor flexibilidad y accesibilidad; y todo ello con el mismo carácter estable y robusto que ofrecería su homólogo privativo.

Si bien no es el único beneficio para las empresas y corporaciones, esta mayor flexibilidad y accesibilidad se traducen en un ahorro real. Así se demuestra en aquellos casos en los que se ha decidido migrar a software libre:

  1. La Generalitat Valenciana inició un plan de medidas de ahorro y contención del gasto entre las que incluía iniciativas para reducir el gasto corriente en TIC, en concreto, por el uso de licencias de software privativo. Para ello, se tomó la decisión de instalar Libre Office en los puestos de trabajo de la Administración, una apuesta por el software libre que permitirá conseguir un ahorro de 1,5 millones de euros a partir de 2014.
  2. La ciudad de Munich se convirtió en uno de los casos pioneros en dar el paso de cambio de Windows a Linux en todas sus dependencias municipales, cuando en el año 2006 comenzó a fraguarse su proceso de migración. Según su propio alcalde este cambio le ha supuesto a las arcas de la ciudad un ahorro de 4 millones de euros. 

Además, gracias a utilizar soluciones basadas en software libre la empresa gana en independencia tecnológica del fabricante y en innovación en sus servicios y gestión. La decisión de cambiar hacia programas de código abierto supone claramente una apuesta de futuro.